5 ejercicios que puedes hacer en la oficina.

Siempre es bueno un poco de ejercicio, pero claro, no tenemos tiempo para hacerlos. Al menos yo, dispongo de muy poco tiempo libre. Lo reconozco, no voy al gimnasio. Y sí, ya sé, no es bueno. Pero te cuento pequeños trucos que realizo para poder mantener un poco tonificadas mis piernas después de tantas horas sentada. Fáciles y que podemos hacer siempre que nos acordemos.

1 Mover las piernas bajo la mesa.

Es muy fácil, si puedes, quítate los zapatos, sino puedes hacerlo calzada también.  Sube las piernas de forma alterna, y trata de mantener arriba la que subes por uno segundos.  Repite esto por 3 series de 50 por cada pierna.

2 Juntar las piernas, subirlas y bajarlas unidas.

Sube las piernas hasta el ángulo de 90 grados que forme tu espalda con la silla. Pega bien tu espalda al respaldo de la silla y trata de apretar el abdomen cuando lo hagas. Eleva las piernas hasta formar el ángulo y trata de mantenerlas arriba 3 segundos cada vez.

Haz 3 series de 50 cada vez que puedas.

3 Rotación de cintura.

Lo que debes hacer es sentarte muy recta y llevar los brazos hasta la altura del pecho, doblando los codos hacia ti. Ahora haz girar el torso hacia los lados. Repite este ejercicio con 3 series de 50

4 Levantar los brazos alternado cada uno.

Sube tus brazos y bájalos alternándolos pero pon atención de no bajarlos más de la altura del pecho, para que hagas un buen ejercicio de los triceps. Puedes hacer este ejercicio elevando también un libro en cada brazo. Esto te ayudará a tonificar muy bien los brazos y los hombros.

5 La postura de la falsa silla.

Con la espada pegada a la pared, o una columna, ir bajando hasta hacer que las piernas sustenten tu cuerpo como si estuvieras en una silla. Ojo, poner las piernas en perfecto ángulo de 90 grados para que no sufran tus rodillas. Este ejercicio es duro, y verás muy rápidamente sus beneficios si haces 3 series de 45 segundos a un minuto cada vez. Luego vas aumentando.

Espero que te sirvan y que los practiques. A mi me gustan por razones obvias: son fáciles y dan resultado.

¡¡¡Saludos a todos!!!

Pilar Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *