Tarta de queso con cereales y mermelada de fresas

Tarta-8-2

Comensales: de 6 a 8 personas
Tiempo: 1 hora
Dificultad: fácil- media

Ingredientes:

Tarta-3

½ litro de leche
1 vaso más para desliar la gelatina
2 sobres de gelatina
2 copas de fresa
1 taza de azúcar
½ taza de cereales en copos
½ taza de frutillas deshidratadas
200gr de queso crema.
200ml de crema de leche
1 paquete de galletas
100gr de mantequilla
1 limón
Menta

Preparación:

Esta receta la he hecho pocas veces, pero desde el primer día que la hice, se conviritió en una deliciosa alternativa tanto para un desayuno como un postre. Me encanta el juego de texturas, colores y lo sencilla y práctica que es. Perfecta para sorprender a los amigos y la familia por ese delicado juego de colores y sabores. No resulta muy dulce, y a mi me gustan que no sean muy dulces ni empalagosos. No falla, a todo el mundo le gusta y además no se necesita horno.

Primer paso: hacer la base de la tarta.

Tarta-5

Saca la mantequilla de la refrigeradora y tenla en punto de pomada.

Triturar las galletas con ayuda de un rodillo. La metes en una bolsa de plástico y las golpeas con el rodillo de amasar.

Haz una pasta con las galletas y la mantequilla derretida y forra con ella la base del molde.

Un truco, pon un poco de esa masa en el borde de unión de la faja del molde para que los líquidos no se salgan.

Meter en el congelador por media hora. Mientras preparas el resto de las mezclas.

Tarta-6

Desliar un sobre y medio de la gelatina con un vaso de leche templada.

Poner en el fuego un cazo con el queso y la crema de leche para que se deslíen. No llevar a hervor. Sólo desliar bien. También lo puedes hacer con una batidora de mano o de mesa.

Añadirle la leche con la gelatina, y el resto de leche.

Sacar la base del molde de la refrigeradora y rellenar con este preparado.

Añadir las frutas. Primero las frutillas, las fresas cortadas y por último los cereales.

Meter en el frio 4 horas para que se cuaje bien.

Tarta-11

Cuando está bien firme la tarta, preparar la mermelada de fresa para ponerla sobre la tarta ya endurecida.

Poner 3 o 4 cucharas de azúcar y las fresas picadas en un bol y machacarlas. En una cazuela pequeña, llevarlas al fuego y dejar que hiervan por unos minutos con un chorrito de agua y unas gotas de limón. Retíralo del fuego y deja enfriar un poquito. Incorpora a la mermelada la gelatina que has desliado con medio vaso de agua tibia.

Tarta-14

Verter todo encima del molde de la tarta. Decorar con algunas fresas y dejar enfriar nuevamente la tarta por otra hora.

Desmoldar y terminar con unas hojas de menta.

La sorpresa de esta tarta es que siempre es apetecible, antes, o después de comer. Es deliciosa.

Tarta-5-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *